martes, 11 de febrero de 2014

La contaminación minera desde la percepción de las mujeres de la comunidad de Vilañique de la nación uru del lago Poopó



La comunidad de Vilañique es una de las tres comunidades de la nación de los Urus del Lago Poopó; se asienta en el municipio de Challapata. Sus características territoriales y de acceso a la tierra tienen una particularidad, siendo que los pobladores por esencia han sido y son pescadores. Se encuentran asentados en las orillas del lago Poopó. La práctica de la actividad agrícola se manifiesta en muy poca escala. Por sus rasgos culturales,  y por ser un pueblo minoritario muy diferente al pueblo aymara, han soportado una fuerte discriminación en todo ámbito.  En la actualidad, también se ven afectados por la contaminación del lago Poopó, cuyas aguas están expuestas a una alteración en  su composición  natural por la presencia de elementos nocivos generados por las operaciones mineras que trabajan cerca del  lago. 

Para comprender de cerca esta realidad y conocer la percepción de la problemática ambiental en la comunidad, se ha compartido un intercambio de vivencias y experiencias desde su cotidianeidad, en un  conversatorio colectivo llevado a cabo en la comunidad. Fue en ese espacio que las mujeres (madres, hermanas e hijas)  expresaron que los efectos de la contaminación minera la perciben ellas con mayor fuerza. Son ellas las que cotidianamente utilizan el agua para las actividades domésticas y agrícolas, tanto en la preparación diaria de los alimentos para la familia como en el uso para los animales. Por otro lado, se han referido a la atención de las autoridades, manifestando que el Gobierno Autónomo Municipal  de Challapata no tiene políticas públicas integrales dirigidas al tema de medio ambiente, quiere decir; no logran encontrar soluciones a esta problemática con la participación directa de la población afectada por este tipo de contaminación.

Concluyó el conversatorio con expresiones manifiestas de las mujeres de la comunidad. Ellas consideran que es difícil construir el Vivir Bien en su comunidad por muchas razones: entre ellas, las amenazas por los efectos del cambio climático y de la contaminación minera al agua, a la tierra de cultivo, a su biodiversidad  y a su territorio; como también por una sistemática reducción de su territorio. Por otro lado, la falta de voluntad de las autoridades municipales no permite alcanzar una  participación plena en los procesos de planificación, sobre todo de las mujeres.

A pesar de esa realidad percibida por las mujeres de la comunidad, existe una  intención y  un sentimiento colectivo de generar procesos de incidencia en el tema ambiental, con el objetivo de reducir los índices de contaminación minera; superar la discriminación social, cultural, étnica del pueblo de los Urus del lago Poopó; como también disminuir las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres.

Ruth Vilches
Unidad de Justicia Socio Ambiental - CEPA

Día Mundial de los Humedales 2 de febrero


La Convención relativa a los humedales de importancia internacional especialmente como hábitat de aves acuáticas, conocida en forma abreviada como Convención de Ramsar, fue firmada en la ciudad de Ramsar (Iran) el 2 de febrero de 1971 y entró en vigor en 1975. Su principal objetivo es la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales, con el apoyo de la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo.

Actualmente existen 168 partes contratantes (países) que forman parte de la Convención Ramsar, con 2170 sitios designados como Sitios Ramsar, con una superficie total de 207.045.355 has.

Bolivia es el país con más superficie declarada Sitio Ramsar del mundo, con 14.842.405 has (148.424,05 km²), que representa el 13,51 % del territorio nacional.
 
SITIOS RAMSAR DE BOLIVIA (actualizado en febrero de 2013)

  Ramsar
Puesto
Sitio Ramsar
Depto.
Fecha de Adhesión
Área (ha)
0486
Bol-01
Los Lipez
Potosí
27 – 06 -  1990
1.427.717
  Ramsar
Puesto
Sitio Ramsar
Depto.
Fecha de Adhesión
Área (ha)
0959
Bol-02
Lago Titicaca
La Paz
26/08/1998
800.000
1030
Bol-03
Cuenca del Tajzara
Tarija
13/06/2000
5.500
1087
Bol-04
Bañados de Izozog y el rio Parapeti
Santa Cruz
17/09/2001
615.882
1088
Bol-05
Palmar de las Islas y Salinas de San Jose
Santa Cruz
17/09/2001
856.754
1089
Bol-06
Pantanal Boliviano
Santa Cruz
17/09/2001
3.189.888
1175
Bol-07
Laguna Concepción
Santa Cruz
6/05/2002
31.124
1181
Bol-08
Lago Poopó y Uru Uru
Oruro
11/07/2002
967.607
2092
Bol-09
Rio Blanco
Beni
2/02/2013
2.404.916
2093
Bol-10
Rio Matos
Beni
2/02/2013
1.729.788
2094
Bol-11
Rio Yata
Beni
2/02/2013
2.813.229

Estos humedales tienen alto valor biológico y cultural; albergan gran diversidad biológica al mantener grandes poblaciones de aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces e invertebrados, así como numerosas especies de plantas.

Entre las especies amenazadas de aves, que están presentes en nuestro humedal lago Uru Uru y Poopó están la Rheapennata “suri” y Rollandiamicroptera “queñokoa o chullpurunku” en estado en peligro (EN). El Phoenicoparrusandinus “flamenco andino”; Phoenicoparrusjamesi “flamenco de james”; Vulturgryphus “cóndor andino”; Fulica gigantea “soca gigante”; Fulica cornuta “soca cornuda”; Agriornisalbicauda “huaychu” y Oreomanesfraseri “pájaro de los keñuales” están en estado vulnerable (VU). Entre los mamíferos se encuentran el Leopardus jacobita “gato andino”, Chinchilla chinchilla “chinchilla” en peligro crítico (CR), y el Chaetophractusnationi “quirquincho” en peligro (EN). Entre los peces estan el Trichomycterusrivulatus “suche o maure” y el Orestiasagassii “carachi negro” en estado vulnerable  (VU).  (Libro rojo de especies amenazadas, MMAyA 2010).

Ing. Magali Vargas Canaviri
BIOTA y Eco Mujeres

domingo, 22 de diciembre de 2013

Los recursos naturales, las plantas nativas medicinales y la nutrición en la salud

Oruro tiene un ecosistema altoandina vulnerable que cuenta con una diversidad rica en recursos naturales. Este entorno permite el cultivo de recursos alimenticios, que llegan a formar parte de la subsistencia de las familias del altiplano orureño.

Para la prevención de enfermedades y conservación de la salud de la población es básica una buena alimentación. Así también el uso de plantas nativas con propiedades medicinales es preventivo ante enfermedades comunes del altiplano.

El día 21 de diciembre, los participantes del curso: “Recursos naturales, elaboración de plantas medicinales y nutrición y seguridad alimentaria”, clausuramos el curso, organizado por la Carrera de Antropología – UTO; el Servicio Departamental de Salud (SEDES); el Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA) y Eco Mujeres, a los más de 28 participantes de diferentes organizaciones e instituciones, el ciclo de formación (del 24 de agosto a diciembre 2013) nos hizo reflexionar sobre los recursos naturales y la problemática ambiental en Oruro. Al  mismo tiempo aprendimos a elaborar productos medicinales a base de plantas nativas y a preparar una  nutrición sana. Nuestra experiencia común nos anima a expresarnos de la siguiente manera:

  • Exigimos a las autoridades del Estado Plurinacional, de la Gobernación y del Municipio de Oruro, enfoquen sus esfuerzos y acciones en la preservación, valoración y rescate de las plantas nativas como elemento importante para salud y la prevención de enfermedades. Estas plantas nativas están cada vez más expuestos a partículas contaminantes generadas por las empresas mineras extractivas, industrias y el transporte, que funcionan en nuestro departamento sin las debidas exigencias ni con responsabilidad social. 
  • Así mismo exigimos que se implementen programas de sensibilización y formación en la importancia del consumo de alimentos nutritivos y sanos, muy en particular de nuestros alimentos andinos, producidos orgánicamente.
  • Demandamos que los transportistas, las empresas extractivas y las industrias implementen políticas coherentes con el respeto por la vida, orientando sus actividades en la preservación y conservación de la calidad del agua, del aire, de la tierra, de la flora y fauna, dado que las operaciones mineras y las fábricas pueden poner en riesgos la salud y la vida de todo ser vivo.
Por último, los participantes de este encuentro nos comprometemos a seguir trabajando en la valoración y socialización sobre la importancia de los recursos naturales, en la elaboración de productos medicinales a base de plantas nativas y en la preparación de alimentación saludable para la vida.

Es dado a los veintiún días del mes de diciembre del año dos mil trece.